Saltar al contenido

Porqué Escalar Montañas. ¡Entra y descúbrelo!

Escaladores alpinos, escalada de montaña

¿Porqué escalar montañas? Esta siempre ha sido una pregunta con diferentes respuestas, algunas de ellas son tan concisas que quizá no vayan más allá del deseo del hombre por descubrir que hay más allá de lo que ven sus ojos.

Podríamos decir que el escalar montañas tiene un origen milenario pero para acercarnos a datos más exactos podríamos hacer referencia al siglo 18 en los Alpes.

Muchas personas de la época entre estas el Dr. Gabriel Paccard y su guía Jacques Balmat adoptaron el calificativo de montañistas, actividad que posteriormente se populariza como montañismo.

El montañismo entonces tendría y aun tiene como objeto llegar a la cima de la montaña elegida.

Esta práctica llamó la atención de muchos y hoy por hoy es una disciplina que despierta pasiones ya que nació como una forma de retar a la naturaleza.

¿Y tú te sigues preguntando porqué escalar montañas?

“Siempre hemos tenido presente lo pequeños que somos frente a ella, quizá por esta razón siempre la estamos retando buscando la manera de dominarla”.

Monte Everest, Himalaya

Ante los ojos de muchos el alpinismo y el montañismo son una disciplina deportiva o una actividad recreativa, pero para nosotros es una forma de entender y de sentir el mundo que nos rodea.

Cuando escalas una montaña y alcanzas la cima vas a tener un sentimiento tan poderoso como cuando consigues algo que has querido por mucho tiempo y que además te costo un gran esfuerzo.

En la alta montaña te vas a encontrar contigo mismo, vas a encontrar la respuesta a la habitual pregunta ¿Y que pasa si? Realmente te vas a dar cuenta que eres capaz de mucho e inseguro en lo poco.

Quizá estamos siendo un poco místicos pero es que realmente cuando escoges poner tu mente y tu cuerpo al límite le pones fin a una cantidad de taras en tu vida las cuales muy seguramente te están limitando.

10 razones del porqué escalar montañas.

close up de escalador de ,montaña observando la ruta de la montaña que quiere escalar

1. Escalar montañas mejora el rendimiento físico.

Como el deporte de escalar montañas es tan demandante físicamente, deberás revisar tu dieta para así poder tener un mejor rendimiento físico. Los alimentos ultra procesados demandan más energía de la que producen además de estar llenos de grasa saturada.

Por tal razón deberás balancear tu dieta y llevar contigo alimentos que te aporten energía, pero OJO no la que viene de los azúcares refinados sino la energía que aportan por ejemplo los frutos secos.

Debes tener presente que a mayor altitud, el cuerpo comienza a querer más azúcares y se le hace más difícil digerir las proteínas. Podrás llevar contigo fideos, vegetales y carnes en lata, arroz y frijoles, sopas y aperitivos como frutos secos, chocolate, galletas dulces y saladas.

2. En la alta montaña abrirás tus ojos.

Todas las personas que quieran ver un lugar en específico un paraje de alta montaña normalmente acudirían primero a una foto o a un video y, acto seguido pensarían algo así como “Me gustaría conocer ese lugar”.

Y muy seguramente la mayoría de las personas cuando hacen su investigación de como llegar a ese paraje montañoso, se darán cuenta del tiempo y el esfuerzo requeridos para escalar esa montaña.

Pero si tú eres de los que toma acción, lo que pasará cuando llegues a la cima y tomes tu descanso te darás cuenta que eres de los pocos que llegan allí y podrás deleitarte con la belleza y la rareza de tal vista. 

3. En la montaña conocerás personas increíbles.

grupo de amigos escaladores, de montaña en la cima

Otra de la respuestas al porqué escalar montañas es que lo escaladores y senderistas son personas increíbles, normalmente son positivos, tiene fortaleza mental, son personas confiables y la felices.

Si quieres buscar personas para compartir esta experiencia y hacer equipo podrás encontrarlas en Rocódromos, clubes de montaña, grupos de senderismo. Estos normalmente tienen presencia en redes sociales.

Escalar montañas no solo implica llegar a la cima sino también implica disfrutar de un día de ejercicio y admirar la naturaleza. Normalmente creas lazos muy fuertes ganando amigos para toda la vida.

4. Abrirás tu mente al llamado de la montaña.

Cuando te detienes a pensar y analizas porque escalar montañas, pueden llegar a tu cabeza pensamientos como, quizá sea peligroso, o puede ser un gran reto, lo cierto es que las montañas además de intrigantes y misteriosas, son colosos que nos recuerdan lo pequeños que somos en el universo.

Cuando sientas el llamado de la montaña, básicamente es tu voz interior que te invita a olvidar todos los problemas que puedas tener en tu vida.

Y una vez atiendas el llamado sentirás que el tiempo se detiene y que todos los problemas en tu vida desaparecen, el tiempo cambia su ritmo y todo se vuelve más lento. Ahora ya eres parte de la montaña.

5. La montaña te enseñará agradecimiento.

Escalar montañas es una ardua labor tanto mental como física, enfrentarte a diferentes niveles de ruta sacará lo mejor de tí y llevará tu mente al límite.

El secreto acá es no pensar en lo que falta por lograr la cima, sino en tener pequeñas victorias, trabajar por tramos y nunca rendirte, ten presente que cuando llegues a la cima el sentimiento de júbilo será indescriptible.

Debes ser paciente porque avanzar en la ruta para alcanzar la cima te puede llevar muchas horas y quizá semanas. Solo el trabajo consiente y diario te llevará a conquistar esa meta que día a día se va convirtiendo en un sueño.

6. Estarás en sintonía con el medio ambiente.

porque escalar montañas te pone en sintonía con el medio ambiente

Los hombres modernos nos hemos encargado de intervenir todo tipo de lugares siempre usando la excusa del progreso. Este desarrollo incontenible está violentando lugares virgenes casi sagrados.

Pero la madre naturaleza siempre está ahí para nosotros, ella nos permite contemplarla y abrazarla. Cuando tienes la oportunidad de observarla entiendes el compromiso que tienes con ella.

Después de escalar montañas empezarás a respetar a la naturaleza y muy probablemente estarás a favor del estilo de vida sostenible.

7. Escalar montañas te hará una persona positiva.

Te invitamos a que pienses en la cita de Henry Ford, fundador de Ford (1863 – 1947): “Si crees que puedes, tienes razón. Si crees que no puedes, también tienes razón”.

Los budistas aseguran que no hay una única realidad, sino tantas como observadores ¿Esto que quiere decir? que TÚ decides que es lo que quieres lograr.

Enfrentarse a la montaña no es una gesta menor, no va a ser fácil y vas a querer rendirte, pero solo la fuerza de tu voluntad y por supuesto tu preparación física te permitirán lograr la cima.

Siempre que le preguntes a un escalador porqué escalar montañas una de las cosas que te dirá es que escalar lo hace una persona positiva y más fuerte, y si le preguntas además si piensa en rendirse, el te dirá que solo tiene un camino y es el creer que si puede.

Cuando escales tu mente se va a fortalecer de tal manera que no vas a conocer la palabra imposible.

8. Disfrutarás los pequeños detalles de la vida.

En casa abres la nevera y encuentras alimento, prácticamente todo está a tu disposición, todo se vuelve tan normal que nunca se nos cruza por la cabeza el valor que puede tener tomar un vaso con agua.

En la montaña cuando te sometas al frió o al calor y te des cuenta lo complejo que puede llegar a ser protegerse del medio ambiente, valoraras esas cosas que en tu día a día parecen insignificantes.

9. La montaña te enseñará a como enfrentar el cambio.

porque escalar montañas es enfrentarse a la naturalez

Cuando has pasado algún tiempo en las montañas sabes que el clima es cambiante, entonces es vital que estés preparado y puedas tomar la decisión de cambiar la ruta que tienes programada.

Lograr la cima se puede hacer de diferentes formas, te puedes encontrar con movimientos de tierra o pasos bloqueados, por esta razón las montañas te enseñarán que las cosas siempre pueden cambiar y que solo necesitas encontrar otra manera para superar el cambio.

10. Cada montaña tiene algo para enseñarnos.

Siempre aprendemos una lección importante cuando escalamos una montaña, cosas tan simples pero a la vez tan vitales como:

  • Siempre es bueno llevar un par de medias adicionales.
  • Que siempre es mejor investigar la ruta antes de subir.
  • Que llevar los zapatos correctos es indispensable para seguir adelante.
  • Y que siempre es mejor estar preparado para dormir afuera, entre otras cosas…

Escalar montañas en definitiva te puede dar el mejor o el peor día de tu vida, pero sin lugar a dudas siempre vas a querer más.